¿Por qué un plan de pensiones?

¿Por qué un plan de pensiones?

¿Tienes un plan de pensiones? ¿Lo tienes por convicción? ¿Has hecho números y te resulta rentable? o ¿lo tienes por imposición de un banco como venta cruzada de un préstamo personal o hipotecario, o por la campaña de fin de año?

La verdad es que lo más importante, y la base de un buen ahorro, es tomar conciencia de cual será nuestra situación en la edad de jubilación, reconocer que la pensión pública quedará a años luz de lo que ahora es por muchos motivos, y que sólo depende de nosotros asegurarnos la tranquilidad de nuestra tercera edad.

Sólo una pregunta que me hizo mi hijo de 16 años, ¿mamá tú pagas cada mes a la seguridad social el importe de lo que quieres cobrar de pensión cuando te jubiles para que te lo guarden y rentabilicen?

Pues la verdad es que no lo hacemos así, lo que hace aún más interesante plantearse ahorrar esa diferencia y rentabilizarla de manera privada y tener unas prestaciones complementarias a la futura pensión pública.

Empecemos por conocer al más desconocido: el plan de pensiones.

Un Plan de Pensiones es un instrumento de ahorro a largo plazo, cuyo objetivo principal es complementar la pensión de jubilación percibida por la Seguridad Social, es decir las prestaciones tendrán carácter privado y nunca serán sustitutivas de las del régimen de la Seguridad Social.

Los Planes de Pensiones se promueven a favor de determinadas personas, los partícipes-beneficiarios, que tendrán derecho a percibir capitales o rentas cuando se produzcan una serie de contingencias (jubilación, invalidez, dependencia, fallecimiento), o supuestos excepcionales de liquidez (enfermedad grave, desempleo de larga duración y desahucio).

En definitiva, es un sistema voluntario de previsión cuya finalidad es proporcionar a los partícipes unas prestaciones en forma de capital o renta, en el momento en el que se produzcan los supuestos expuestos anteriormente.

Estas prestaciones variarán en función del capital aportado por el partícipe a lo largo de su vida activa. El tiempo y los capitales aportados, así como el tipo de fondo en que se inviertan harán que estas prestaciones puedan ser más o menos importantes.

Están regulados por ley ya que tienen unas ventajas fiscales determinadas, en estos momentos 8.000 € al año es el importe máximo que se permite ahorrar en este instrumento con derecho a deducción fiscal.

El plan de pensiones escogido, la modalidad de ahorro y el impacto fiscal es lo que marcará la diferencia para que nuestra decisión sea acertada.

¿Sabes si necesitas ahorrar en un plan de pensiones? ¿Es la mejor opción para ti?

En el siguiente post te daré las claves para que tu mism@ lo valores.
Si te he ayudado en algo por favor reenvía este post a un amigo para que también se beneficie.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close