BREXIT, los papeles del divorcio

BREXIT, los papeles del divorcio

Hoy hemos amanecido con la noticia del SI al BREXIT en Reino Unido y eso supone, en dos años, su salida de la Unión Europea. Una vez más, el mercado tiene una excusa para ser volátil y darnos más OPORTUNIDADES para aportar capital, siempre siendo coherente con una correcta DIVERSIFICACIÓN, y con una estrategia válida como la entrada progresiva promediando precio de compra…

Así empezaba el mail que recibieron mis clientes el viernes 24 de junio.

Gooong… son las nueve y poco de la mañana y es festivo en Cataluña, pero no en el mundo, y acaba de entrar un whatsapp en mi línea profesional: “Gemma, estoy nervioso y tengo miedo ¿deberíamos venderlo todo antes de que las bolsas caigan más?”

Hemos pasado juntos varios momentos de gran volatilidad en los mercados, unas veces sin sentido alguno, otras por hechos no previstos, y en la mayoría de las ocasiones por causas conocidas de antemano como ha ocurrido ahora. Todos los agentes que intervienen en los mercados y en la economía sabían que la respuesta del referéndum británico podía ser BREXIT o REMAIN ¡no había otra!

¿Por qué entonces nos pilla por sorpresa y se vuelve el mercado tan volátil?

El patrón de comportamiento es siempre el mismo, sólo debemos observar si estamos ante volatilidad o caída de los mercados, y en esta ocasión vuelvo a repetir lo mismo a mi cliente: “Ni loco, no hay que mover nada, simplemente hay que esperar a que las aguas vuelvan a su cauce. Es más, es el mejor momento para invertir”

Las razones que me llevan a tener tranquilidad en este momento son varias y muy lógicas todas. Es cierto que el día 23, UK pidió el “divorcio” a la Unión Europea, y ahora debemos “arreglar” los papeles del divorcio, y eso es lento, no pasa de un día para otro y en este caso serán dos años, tiempo suficiente para que todo se haga de la mejor manera posible.

Lo importante en este caso es ver qué divorcio elegimos entre todos: un divorcio reflexivo, teniendo en cuenta a las dos partes y a los ciudadanos, y cómo se puede mantener una buena y fluida relación por el bien de las dos partes, parece que es el que propone Merkel; un divorcio vengativo, en el que la UE pone “la maleta” en la puerta a Gran Bretaña, y éste no es bueno, da la sensación que es el que le tira a Junkers, o el llamado divorcio cínico, donde se hace ver que no pasa nada y se mira hacía otro lado.

Una vez superadas las turbulencias del mercado en el corto plazo, es muy posible que a medio y largo plazo se produzcan importantes oportunidades. Se demostrará que la salida no es automática, tal y como establece el protocolo de la UE en su artículo 50; se puede negociar un acuerdo comercial como el de Noruega, Islandia o Suiza, por ejemplo; a medio plazo, el impacto en los intercambios comerciales puede ser poco relevante, tal vez incluso se plantee el solicitar un nuevo referéndum en Escocia, con mucha mayor probabilidad de que gane el SI a la independencia del Reino Unido… y Escocia seguirá en la UE. Habrá que ver qué ocurre en Irlanda del Norte y en Gibraltar.

Las repercusiones son significativas, pero los analistas de gestoras internacionales consultadas no creen que la conmoción del Brexit suponga una amenaza inmediata para la recuperación mundial. Se espera que, con el paso de los días, esta realidad se refleje en los mercados de activos NO británicos, en particular en EUA, donde el mercado de valores ha mostrado una reacción pronunciada a un resultado que cabría esperar que hubiese tenido escasas consecuencias directas para la economía americana. Eso sí, tal vez tengamos todavía momentos de fuertes vaivenes antes de que todo vuelva a asentarse.

Tranquilidad en nuestras inversiones bien diversificadas  en todos los aspectos: geográfica, temporal y sectorialmente, en gestoras, en divisas y títulos diversos. En el caso de las carteras que asesoro personalmente todas con poca exposición directa al IBEX´35 y a la libra, ya que el peso más importante de la divisa de estas inversiones es el euro y en segundo lugar el dólar.

Momento dulce para ir de rebajas con tranquilidad y tiempo para, en el largo plazo, obtener grandes rentabilidades, porque desde hace 90 años la renta variable internacional siempre ha crecido y, tras una caída, los movimientos alcistas han sido mayores.

Brexit ¡por unos papeles de divorcio reflexivo!

Si crees que este post puede ayudar a alguien renvíaselo.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close