Entrevista a Fulvia Mancini by Juan Soravilla abogado en PLUTA

Entrevista a Fulvia Mancini by Juan Soravilla abogado en PLUTA

Entrevista a Fulvia Mancini by Juan Bautista Soravilla, abogado laboralista en PLUTA Abogados.

Fulvia es la responsable Médica en Cataluña de Eva Clinics Fertility. Fue graduada en Medicina, especialista en Ginecología y Obstetricia y doctorada en la Facultad de Derecho de la Universidad de Bolonia, con una tesis sobre los aspectos médicos, éticos y legales del diagnóstico genético preimplantacional. Ha trabajado en el Hospital universitario Quirón-Dexeus y en el Magee Womens Hospital, Pittsburg, EUA.

Fulvia ManciniDesde un punto de vista médico, ¿cuál es la edad óptima para tener hijos? ¿Por qué?

Desde un punto de vista médico la mejor edad para una mujer es entre los 22 y los 35 años. Antes de los 22 años el eje reproductivo aún no ha completado su maduración, y a partir de los 35 la reserva ovárica empieza a bajar y la calidad ovocitaria empeora. Es decir, tenemos menos óvulos y si nos embarazamos, más posibilidades de abortar. Los hombres teóricamente pueden tener hijos en cualquier momento de su vida. Sin embargo, hay estudios que relacionan ciertas enfermedades genéticas con la edad paterna superior a los 40 años.

Muchos profesionales jóvenes, con 30 años, todavía están abriéndose camino en un mercado laboral muy competitivo, dedicándole una gran cantidad de tiempo a su carrera profesional. Ello conlleva que la decisión de tener hijos se retrase cada vez más, ¿Qué les recomendarías a los profesionales, mujeres y hombres, que se en-cuentran en dicha situación?
La recomendación principal es chequear el propio estado reproductivo. Es decir: para los hombres pedir un seminograma (una prueba muy sencilla que valora el estado del se-men), y para las mujeres controlar la reserva ovárica (con una ecografia y una analítica de sangre se comprueba la cantidad de ovocitos que quedan para poder reproducirse). En el caso de los varones tenemos una valoración muy exacta ya que podemos contar los espermatozoides presentes en la muestra. En las mujeres no podemos tener una número concreto pero podemos hacernos una idea bastante clara de su situación. Preservar la fertilidad en un varón es tan sencillo como obtener una muestra de semen. Sin embargo, la naturaleza ha sido algo injusta con las mujeres ya que en su caso es bastante más complicado: hay que estimular los ovarios con hormonas, y luego hay que sacar los óvulos bajo sedación. Una vez obtenidos los gametos se pueden conservar en nitrógeno líquido durante años, no caducan. Y esto debería permitir a los jóvenes profesionales de asegurar su carrera profesional con más tranquilidad.



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close